Entradas

Target Sénior = Target Prémium

Imagen
Algunas ecuaciones son más complicadas de resolver que otras, eso es cierto. Y, muchas veces, la dificultad resulta obvia a la vista de los enunciados, que suelen presentarnos incógnitas que no son fáciles de despejar. Sin embargo, hay otras que, por evidentes, nos parece extraño que, hasta los malos estudiantes (o aquellos que no tienen una natural aptitud para las matemáticas), no sean capaces de ver su sencilla solución. Pero, claro, la vida diaria nos demuestra que, en ocasiones, no somos capaces de ver lo que tenemos delante de nuestras narices (expresión un tanto vulgar que, sin poner en duda que los órganos adecuados para experimentar el sentido de la vista sean los ojos, aprovecha que tanto ellos como la nariz apuntan en la misma dirección, para mencionar el apéndice olfatorio, evitando que el dicho resulte innecesariamente explícito y, de paso, dar un toque castizo y rotundo a la frase).   Todo esto viene a cuento de la miopía con la que un buen número de marcas comerciales (o

Séniors 'on fire'

Imagen
  [Publicado en el número de diciembre de 2022 de Informex Informales] Dos informes recientes sobre la importancia de la Generación Silver para las marcas han despertado el interés de un buen número de anunciantes. El primero de ellos, realizado por Toluna, es la Ola 20 del Barómetro España, en la que se destacan aspectos tan relevantes como el hecho de que este grupo de consumidores sea el menos preocupado por el aumento del coste de la vida o por la adversa situación económica que afronta en nuestros días la sociedad, entre otros motivos, por estar mejor protegidos ante problemas tan importantes para el conjunto de la población como son el empleo y la vivienda. Un dato particularmente significativo es que solo el 13% de los silvers declaran estar inquietos por la situación financiera actual, mientras que en el resto de las edades esta cifra sube al doble, el 26%. Y adquiere un especial significado, desde el punto de vista de la fidelidad de marca, la predisposición de los miembro

Plata parece, oro sí es

Imagen
La vieja adivinanza ha cambiado el orden de algunas de sus palabras. Ha dejado de ser un acertijo. Ahora es una realidad. Y una realidad creciente, que ya no se puede parar.   Para explicarlo, empezaremos por enumerar hechos objetivos. Luego pasaremos a comentar ciertos pormenores de su parte más anecdótica. Conviene detenerse, también, en esto último porque algunos detalles que surgen de la observación de lo cotidiano nos pueden llevar, quizá, hasta el mismo fondo de la cuestión.   Que lo ‘plateado’ es tendencia, ya está reconocido por todos. No es novedad. Los datos están sobre la mesa: la actividad económica que se genera alrededor del grupo más sénior de la población es enorme… y creciente. Por eso, no nos parece necesario seguir insistiendo en algo que ya nadie se atreve a poner en duda. Sin embargo, hay otros aspectos de los que se habla menos y que, para nosotros, como profesionales de la publicidad y del marketing nos parecen de una extraordinaria relevancia. El primero de ello

El silencio de los corderos del marketing

Imagen
La película tiene ya más de treinta años, pero, desde el punto de vista del marketing, sigue teniendo vigencia. Quien la haya visto (aparte de tener grabada en su memoria la inquietante actuación de Anthony Hopkins), es muy posible que recuerde la conversación entre los dos protagonistas que justifica el título. En ella, Clarice (Jodie Foster) le explica al terrible Hannibal Lecter (Hopkins) la impresión que le causaron, en su infancia, los chillidos de los corderos que, sin hacer el menor intento de escapar, eran degollados en una granja. Como decía la propia Clarice: “Cuando los corderos dejaban de chillar era que estaban muertos”.   En el mundo del marketing también hay corderos. Y parece que es un fenómeno nuevo. Antes, digamos hace tres o cuatro décadas, el mundo del marketing (y el de la publicidad, claro) estaba dominado por profesionales ambiciosos, por creativos brillantes, por empresarios que arriesgaban en nuevas ideas. No estaban callados, ni mucho menos. Pero hoy se diría

Hablando en plata

Imagen
[Publicado en el número de septiembre de 2022 de Informex Informales] Desde el pasado mes de julio, Presidentex viene publicando, en la revista Control, una serie de entrevistas con destacadas figuras del marketing, bajo el título ‘Hablando en plata’. Se trata de una sección fija que está alcanzando un éxito muy notable, debido a tres factores fundamentales: la categoría profesional de los entrevistados, la relevancia de las empresas para las que trabajan y el creciente interés de las marcas por la importancia que está adquiriendo la  Silver Economy , desde el punto de vista del consumo, para la mayoría de los productos y servicios que están en el mercado. Como queda reflejado en la introducción que antecede a las preguntas formuladas a cada uno de los protagonistas de esta serie de entrevistas, la población sénior tiene una actitud muy favorable al consumo, más recursos recursos económicos que otros grupos de edad y tiempo para dedicarlo a gastar en aquello que prefieren

Apunta bien y acertarás

Imagen
Es rigurosamente cierto que antes era más fácil acertar. Pero no por la segmentación de los medios (que también), sino por un cambio estructural que se ha ido produciendo en el mundo de la publicidad y el marketing (todos lo conocemos bien), que comenzó como una manera (los anunciantes la creyeron inteligente) de abaratar precios en la factura de marketing de las empresas. Pero no era inteligente. Cambiar el modelo inventado por Marion Harper (el de la agencia de servicios plenos como paradigma de la relación cliente/agencia) que, en la era del gran desarrollo de la publicidad como elemento fundamental del marketing fue el motor de la industria y, aún más, de nuestra profesión, no ha resultado bueno para casi nadie. Hacemos énfasis en el ‘casi’, desde luego, pero no es este el lugar para profundizar en ese territorio, fronterizo con el filibusterismo que, en determinados momentos históricos, afectó a nuestro sector. Hablaremos de ello en otra ocasión.   En publicidad solo hay que respo

Contra la recesión, decisión

Imagen
Veo a la mayoría de los responsables de marketing muy preocupados por lo que piensan que se les viene encima en los últimos meses del año. Es normal su pesimismo. La inflación galopante será un freno para el consumo. Y a esa subida de precios habrá que sumar (o, más bien, restar) los disparatados gastos en los que una buena parte de la población está incurriendo para sufragar las vacaciones estivales más caras del siglo (pero que, sin embargo, no han arredrado a los entusiastas veraneantes, quienes se han lanzado, por tierra mar y aire a ‘disfrutar’ –en los últimos días he leído esa palabra en un mensaje personal y me ha impactado el sentido en el que se utilizaba– como lo hacía aquel valeroso ‘hombre del 600’, arrojándose a la carretera nacional –era suya– con irrefrenable vigor, en un domingo cualquiera de principios de los años setenta). Si alguno de los sufridos lectores de este artículo no conoce la canción, puede escucharla (y ver las imágenes que la acompañaron en su videoclip o